• Manipula tu móvil con cuidado y guárdalo en un lugar limpio, seco y sin polvo.

  • No expongas tu teléfono a líquidos o a la humedad (baño, cocina). Las precipitaciones, humedad y líquidos dañan la tarjeta electrónica de tu móvil de modo generalmente irreparable. Además, no permitas que los niños se lleven un móvil a la boca.

  • No expongas el móvil a temperaturas extremadamente altas o bajas, así como a cambios bruscos de temperatura porque produce condensación de humedad. Por ejemplo, evita dejarlo al interior de tu vehículo al sol o durante la noche.

  • Utiliza solo accesorios originales o comercializados por Entel, de lo contrario podrías dañar tu móvil o provocar un mal funcionamiento sin posibilidad de hacer uso de garantías

    .
  • Evita que los contactos metálicos de tu batería topen otros objetos del mismo material, como llave o monedas, ya que podrían causar un corto circuito.

  • No coloques el producto ni instales equipos inalámbricos encima del área del air bag de tu automóvil. Consulta el manual de usuario de tu automóvil y sigue las recomendaciones.

  • No intentes desarmar ni intervenir el móvil, pues anulará la garantía. Solo personal autorizado del servicio técnico de Entel puede realizar servicios de mantenimiento, cualquier otro servicio técnico no está autorizado y anulará la garantía.

  • Recarga la batería del móvil siguiendo estrictamente las instrucciones del fabricante, mejora la vida útil y su funcionamiento. Además, al hacerlo de otro modo puedes dañarla irremediablemente e invalidar la garantía.

  • Para mayor duración de la carga de tu batería, controla el uso y activación (permanente o temporal) de dispositivos de conectividad tales como: Bluetooth, pantalla iluminada permanente, entre otros. Estos generan un mayor consumo.